Translate

miércoles, 29 de agosto de 2012

Los Seabreeze - Campaña Canción de Hielo y Fuego Temporada 1 Capítulo 15

Braavos. Mercenarios.
Finalmente, Ancel y Jeremiah partieron hacia Tyrosh con once galeras, mientras Vanna y Berormane se dirigieron hacia Braavos con ocho naves. La intención de los hermanos en camino hacia Tyrosh era encontrar a alguna compañía libre en la ciudad de Tyrosh o en las tierras en disputa que les permitiera hacer frente a las fuerzas de lord Jeron y los Wylde en las puertas de los Raer. Para ello, contaban con el cofre que les había dado lady Olenna y los fondos proporcionados por lord Edgar, en los que residían la esperanza de futuro de su casa.

Braavos
Por su parte, Breon partía al frente de una docena de galeras con bandera Seabreeze varios días después que Vanna y Berormane, pero la climatología y diferentes avatares del viaje hicieron que llegara a Braavos con un par de jornadas de antelación. En un momento del camino, ambas flotas llegaron incluso a encontrarse y a perseguirse; ante tal situación, para evitar la pérdida de galeras que podían probarse muy valiosas -de hecho, ya habían perdido una en un arrecife traicionero-, Berormane y Vanna decidieron desviarse hasta Rocadragón, haciendo desistir a la flota de Breon de la persecución. Durante su estancia en Rocadragón, el maestre y la mujer fueron recibidos por Davos Seaworth, el famoso caballero de la cebolla de Stannis. El hombre resultó ser muy amable y comprensivo cuando la pareja le explicó la situación que vivían en sus islas. Incluso los reunió con el maestre Cressen, que les habló de noticias muy inquietantes: hacía muy poco, habían recibido un cuervo procedente de los Seabreeze en el que se afirmaba que lord Jeron iba a legitimar a un tal Deros Tormenta como hijo y heredero; para Vanna, era evidente que era una maniobra para atraer a Tormenta a Quiebramar. Davos, intrigado por los rumores sobre los Seabreeze, les preguntó acerca de ellos y congeniaron enseguida, así que les facilitó conseguir provisiones y agua fresca, y se despidió de ellos como amigo, no sin antes recomendarles acudir a lord Renly si era verdad que lord Jeron se había vuelto loco.

El viaje de Ancel y Jeremiah fue extremadamente accidentado, con tormentas y piratas a todo lo largo del camino. Con un par de jornadas de retraso llegaron a Tyrosh, con tres galeras menos de las que habían partido de Escollera. Allí, tras una búsqueda bastante larga e infructuosa, alguien les habló de un hombre llamado "el viejo topo", que quizá podría ayudarles. Además, había una mujer, una especie de noble llamada "lady Myzh", que igual tenía también los contactos necesarios.

Nada más llegar a Braavos, Breon se dirigió al Banco de Hierro a pedir un encuentro con Meravon Ryth. Sin embargo, según le dijeron, el banquero se encontraba de viaje a Poniente y no volvería hasta pasados unos días. Meravon volvió a Braavos justo el día que Vanna y Berormane conducían la mitad de su pequeña flota al interior del puerto y, para su sorpresa, veían varadas otras galeras Seabreeze en él. Ambas partes se encontraron por separado con el banquero, enseñando sus respectivas cartas, escritas por el puño y letra de Voredyn Ryth. Berormane hizo un buen trabajo enseñando el código en clave de Voredyn a su hermano, que se convenció totalmente de la situación y decidió seguir los consejos del maestre y Vanna de apresar al caballero del león y su escolta. Cuando Breon, Kevan Seabreeze y sus acompañantes volvieron al Banco de Hierro a encontrarse de nuevo con Meravon, varios guardias salieron a su encuentro, obligándoles a rendirse, pues como siempre, las armas en el interior del Banco estaban prohibidas. Una vez pacificados los ánimos Vanna y Berormane entablaron una airada conversación con Breon, recriminándole haberlos traicionado, mientras el caballero defendía su posición y la situación a la que lo habían abocado.

Tras un intento fallido de encontrarse con lady Myzh en su mansión, Ancel y Jeremiah decidieron visitar al llamado "Viejo Topo". Resultó ser un hombre maduro, enjuto y, efectivamente, ciego. Aunque sus ojos no daban la impresión de haber perdido la visión excepto por unas ligeras cicatrices alrededor. Sin embargo, no pudieron deducir si el Topo los engañaba o no con su invidencia. A cambio de unos generosos emolumentos, les indicó con precisión una isla a la que podrían dirigirse, donde encontrarían a quien pudiera ayudarles. Tras discutir largo y tendido si podía tratarse de una trampa, los hermanos decidieron seguir las indicaciones del hombre; así que éste envió un cuervo con un mensaje y les autorizó a partir hacia allí. Tras un par de jornadas de navegación, llegaron a la isla en cuestión, donde ondeaban los estandartes de los Escudos de Hierro. El comandante de las fuerzas presentes, un tal Boros Erenford, no intentó timarles más de lo que esperaban, cosa que agradecieron después de las dificultades pasadas. Así que, tras unas pocas horas, las galeras de los Seabreeze salían del archipiélago con doscientos Escudos de Hierro en dirección a Escollera. El clima en el viaje de vuelta fue mucho más relajado, y doscientos mercenarios ayudaron a mantener a los piratas a raya; cuando la fuerza de Ancel y Jeremiah puso pie en la isla de Olara, las catapultas acababan de haber sido reparadas y comenzaban a martillear los muros de Escollera; deberían actuar con premura.

2 comentarios:

kroi Hassah dijo...

Hola:
Me permito otra pregunta sobre tecnica de DM. En este interesante capitulo pasan muchas muchas cosas..viajes, ataques piratas, negociaciones, mas viajes....Cada dos lineas da para una sesion de juego.
Como organizas los tiempos narrativos para incluirlo en una sesion?.
Que parte se narra,jugais solo las escenas, y las interconectais con narracion poco detallada, que parte se juega?,
Usas fundidos en negro, narracion de escena offline?.
Como reaccionan tus pj ( se implican en los sucedido en los fundidos, o solo en las escenas jugadas?)

Un saludo

PD: A ver si saco tiempo para seguir la supercampaña de Sustrata.. No se como organizas el tiempo para tanto mastereo, que envidia....

Jose dijo...

Hola de nuevo, kroi!

Mis sesiones de juego van desde las cuatro horas hasta las seis o incluso ocho, por eso en algunas ocasiones pasan muchas cosas,jajaja!

No uso narración de escenas offline prácticamente nunca, aunque a veces sí que acelero el ritmo narrando lo que pasa, como por ejemplo en el encuentro con los piratas de Ancel y Jeremiah. Como llevaban una buena flota de galeras, me limité a describir los acercamientos y huidas de los piratas.

Yo soy partidario de no obviar los períodos de viaje, y que pasen cosas interesantes durante ellos, pero en esta ocasión, debido a problemas con los horarios de algunos jugadores, decidí hacerlo todo un poco más rápido, dejando menos rienda suelta a la interpretación y más a la narratividad.

Un saludo.