Translate

Publicaciones

La Santa Trinidad

La Santa Trinidad fue una campaña de rol jugada en el Club de Rol Thalarion de Valencia entre los años 2000 y 2012. Este libro reúne en 514 páginas pseudonoveladas los resúmenes de las trepidantes sesiones de juego de las dos últimas temporadas.

Los Seabreeze
Una campaña de CdHyF


"Los Seabreeze" es la crónica de la campaña de rol del mismo nombre jugada en el Club de Rol Thalarion de Valencia. Reúne en 176 páginas pseudonoveladas los avatares de la Casa Seabreeze, situada en una pequeña isla del Mar de las Tormentas y destinada a la consecución de grandes logros.

viernes, 22 de marzo de 2013

La Verdad os hará Libres
[Campaña Substrata]
Temporada 1 - Capítulo 14

En el MIT. Louis Lindon.
Otro de los datos que Thomas y Joey sacaron en claro de los archivos de Westchester fue la relación existente entre UNSUP y el Instituto para las Obras de Religión (IOR) del Vaticano. Al parecer, el IOR era uno de los accionistas mayoritarios de Beretta Holding, de Transworld Items Inc, de Uratech Inc y de Cellworks Co, todas vinculadas a la megacorporación a través de multitud de asociaciones, fondos de inversión y empresas fantasma. En las bases de datos figuraban multitud de registros con un tal L.A. como último destinatario; un poco más de buceo en los datos vinculó las siglas L.A. con Luigi Alberto Menarini, probo cardenal vaticano y secretario del IOR. Para sorpresa de Thomas, Menarini había tenido tratos estrechos en el pasado con su socia Doroty St. James y su suegro, Bertrand Campbell.

El grupo al completo se alojó en el edificio del seminario, anexo a la Iglesia de San Miguel, donde el padre Fabrice Mullendore les ofreció cobijo amablemente.

El desayuno del día siguiente fue muy reconfortante y sirvió para poner en común los datos y hechos que unos y otros habían averiguado o afrontado. El padre Fabrice se mostró confuso y falto de sueño, murmurando que nunca había encontrado una posesión de tal calibre como la de su hermano. Rituales muy poderosos habían tenido que ser ejecutados para lograr aquello.

Poco después del desayuno, Jack se encontró a solas con el padre Mullendore. El expolicía se había replanteado su fe a partir del episodio de la noche anterior, y quería reconciliarse con Dios. Se confesó y el sacerdote y él mantuvieron una larga conversación sobre asuntos de fe.

Jonas, Joey y Thomas partieron hacia Cambridge hacia el campus del MIT para encontrarse con los investigadores de ultrasonidos e interacciones neuronales que eran la única pista que tenían para que el primero recuperara la memoria que le habían hecho perder. El doctor Ronald Bauer no se encontraba en el complejo, pues como les dijo la secretaria de la facultad de Física había pedido una excedencia por varios meses. Sí tuvieron más suerte con Hans Haller, que se encontraba impartiendo una clase. Joey impresionó al profesor cuando éste, por pura casualidad, le hizo una pregunta sobre el tema que estaban tratando y el hacker le respondió con un detalle extremo.

Al acabar la clase acompañaron al doctor a su despacho, ante la incomodidad de éste. Jonas no tardó en intimidarlo con su violencia contenida, y el doctor reconoció su período de trabajo en el complejo de Transworld Items de Chicago poco después de publicar su investigación junto a Ronald. Durante aquella etapa Bauer se había distanciado de él, implicándose más en los asuntos de UNSUP, mientras que Hans no había querido seguir trabajando allí: no había que ser un lince para darse cuenta de que la corporación, poderosa en grado sumo, estaba metida en asuntos muy sucios.

Gracias a una diatriba de Jonas que hirió el orgullo del doctor Haller, éste accedió a acompañarles y a ayudarlos en la medida de lo posible. Para ello, Joey no tardó en hackear el sistema informático y dar de alta una solicitud de excedencia aprobada para el doctor.

Cuando volvían a Boston, Joey recibió una llamada de su amigo Lucas. Éste habló de un hombre vestido de negro que llevaba varias horas frente a la puerta de su casa, vigilándola. McNulty cogió el teléfono y lo tiró cuando oyó de lo que se trataba. Una vez llegaron a la iglesia Joey llamó desde un teléfono seguro a Lucas. Su amigo estaba acalorado, y le contó que había tenido que salir de su casa haciendo equilibrismos por la ventana, porque había notado que alguien intentaba abrir la puerta. Gracias a una vecina viejecita que se había encontrado por casualidad con los intrusos, a él le había dado tiempo a huir. Joey le dio instrucciones para que se alojara en un motel donde más tarde se reunirían con él.

Mientras tanto, en la iglesia de San Miguel habían ido llegando los clérigos convocados por el padre Mullendore para ayudarle en el exorcismo: el sudamericano Roberto Fuentes, el diácono Thomas Vaughn y varios más. También llegó una monja anciana de raza negra, Eleanor Rampling, que venía acompañada de varios civiles vestidos con traje. Uno de sus acompañantes se presentó al grupo como Louis Lindon, senador demócrata por Massachussets. El senador tenía a la hermana Eleanor en gran estima, y la había acompañado a la iglesia cuando esta le había dado algunos detalles sobre el asunto.

Lindon parecía saber mucho de UNSUP y sus tejemanejes, e incluso afirmaba que ninguna administración estadounidense desde hacía cincuenta años había sido libre del yugo de la corporación. Aunque ofreció su ayuda al grupo, los personajes se mostraron reticentes, sobre todo McNulty, pero la aparente sinceridad del hombre les convenció para estrecharle la mano. A continuación, el padre Mullendore y Thomas Vaughn intercambiaron impresiones e información sobre varios casos de diabolismo en Westchester y la implicación de la tal Dorothy St. James en por lo menos algunos de ellos. Según los rumores de la iglesia en NY y Massachussets, St James era una diabolista aficionada que tenía muchos amigos en las altas esferas. Thomas no podía creer que su socia fuera una friki satánica.


No hay comentarios: